domingo, 30 de enero de 2011

JARDINES PARA COLIBRIES (Parte 1)

Foto de Rodolfo Alvarez.


Para entender la dinámica relacionada con un diseño de paisaje para la atracción de aves, como los colibríes, es necesario explicar algunos conceptos relacionados con su comportamiento. La ornitofilia es la polinización de las flores por parte de las aves. Esta es denominada una asociación coevolutiva. Este es un fenómeno de adaptación evolutiva mutua producida entre dos o varias especies de seres vivos como resultado de su influencia recíproca por relaciones como la polinización, (entre muchos otros factores) que conlleva numerosas y distintivas adaptaciones en las plantas, formando un síndrome floral. (1)  Un síndrome floral es un conjunto de caracteres de las flores destinados a atraer a un tipo particular de polinizador. Se incluyen caracteres tales como forma, tamaño, color, tipo y cantidad de recompensa, composición química del néctar, horario y época de floración. (2)


Los cambios en las plantas han provocado cambios en los picos de las aves y a la inversa / Jimmy A McGuire


Registros de significado cultural

La más antigua mención en los anales históricos de los colibríes data de los indios americanos Tainos que habitaban las islas del Caribe, que fueron los primeros nativos en recibir a Colón cuando llegó a América. Los Tainos creían que los colibríes eran los esparcidores de la vida en la tierra. Eran tribus muy guerreras y se sabe que conocían a sus luchadores como guerreros Colibrí, o del colibrí. Esto porque a pesar de ser un pájaro pacífico, defenderá su territorio con el corazón de un águila. (3)




Huitiloxochitl (sello plano de Yucatán).

En México a los colibríes se les asocia al amor y a la religión y antiguamente al dios azteca Huitzilopochtli es representado por un colibrí.



Foto de Rodolfo Alvarez.


Las principales familias de aves especializadas en alimentarse de néctar en el Nuevo Mundo son los colibrís y ermitaños (Trochilidae). Viven en América, desde Alaska hasta Tierra del Fuego. También se encuentran algunos grupos de especies en otras familias como en Icteridae  (incluyen zanates, tordos, y bolseros de América, Icterus), Thraupidae  (llamadas tangaras).

La familia Trochilidae, de los conocidos colibríes o picaflores, fue clasificada recientemente dentro del orden Trochiliformes por Charles Sibley, antes estaban entre los Apodiformes. La familia de los colibríes comprende más de 100 géneros.

 La familia tiene dos subfamilias:

       ·          Phaethornithinae que incluye a los ermitaños. Sus características son que los tres dedos delanteros están pegados en la base. También poseen plumas de dirección (timoneras centrales) extremadamente alargadas. Los ermitaños tiene un plumaje que es fundamentalmente de color castaño, sin irisaciones.

       ·          Trochilinae que incluye a los colibríes. Tienen dedos separados. Sus plumas de la cola (timoneras centrales) no alargadas. (4). Los colores que exhiben son brillantes, un verde iridiscente, por lo general metálico. Su garganta es, puede variar de color rojo brillante, azul, verde esmeralda, aunque sólo se presentan en los machos.

Los colibríes


Foto de Guillermo Chaves H.


Estas aves que se caracterizan por su pequeño tamaño, van desde los 5 cm hasta los 25 cm. Se distinguen porque mueven sus alas con una velocidad que puede alcanzar los 60 a 80 kph,  pueden volar hasta 200 veces su longitud por segundo. Tienen un ritmo cardíaco muy acelerado: pueden emitir hasta 80 latidos por segundo. Según Fred Bassett "en tres metros pasan de cero a 81 kph".
 

Vuelo de los colibríes

Los colibríes desarrollan un rápido vuelo; sus potentes aleteos son tan seguidos que producen un zumbido. Pueden batir sus alas hasta 70 veces por segundo logrando mantenerse en el mismo sitio mientras succionan el néctar, aunque esto puede variar según la especie; el colibrí gigante, la Patagona gigas, mide unos 25 cm bate sus alas sólo alrededor de 10 veces por segundo. La mayoría de los colibríes de tamaño medio baten sus alas alrededor de 20 a 25 veces por segundo, o sea 1200 a 1500 aleteos por minuto. Para alejarse de las flores los colibríes tienen que volar hacia atrás y son las únicas aves capaces de efectuar esa maniobra. Esto lo puede lograr porque son las únicas aves capaces de rotar las estructuras principales de las alas en cualquier dirección.

Dieta del colibrí


Foto de Rodolfo Alvarez.


Para entender cómo el colibrí poliniza las flores se necesita entender en qué consiste la dieta colibrí. Los picaflores o colibríes se alimentan del néctar de flores y son polinizadores importantes. El colibrí necesita comer cada 10 minutos, esto significa que consumen en alimento cerca de 2/3 de su peso corporal cada día. Un colibrí puede morir de hambre tan solo por dejar de comer dos horas, esto pasa cuando, por ejemplo queda encerrado por accidente dentro de una habitación pero en la noche, o en situaciones en que no haya comida facilmente disponible, son capaces de entrar en una especie de hibernación reduciendo dramáticamente su metabolismo y su ritmo cardíaco y respiratorio, reduciendo así su necesidad de alimento. Ellos comen hasta casi entrada la noche y después duermen hasta el amanecer. El colibrí sobrevive principalmente del azúcar que obtiene del néctar de las flores. Pueden captar un buen suministro cuando hay una abundante floración. Este alimento es energético pero pobre en proteínas, vitaminas y minerales, por lo que complementan su dieta cazando pequeños insectos. Al igual que las abejas pueden calcular la cantidad de azúcar en una flor y pasar por alto las que nos son adecuadas a sus necesidades. (5) Prefieren que el azúcar ronde el 25%,  si es menos de 15% no lo beben. El consumo del néctar es más importante para las especies con flores por la forma en que las flores son polinizadas.

Plantas para atraer colibríes

Las flores que polinizan las aves son coloridas, a menudo rojas o anaranjadas, también amarillas, blancas, azules o moradas lo que indica que hay atracción visual. Tienen una corola tubular, lo cual impide a muchos otros agentes polinizadores cosechar el néctar. No poseen aroma, pues la capacidad olfativa de los colibríes es pobre, y esto impide que la flor pueda ser localizada por insectos que utilizan el olor para orientarse.

El estigma y los estambres tienen una orientación que asegura el contacto con el polinizador. Los colibríes no polinizan las flores a propósito, es más un accidente producto de la coevolución, como mencionaba al principio. Usan su larga lengua para succionar el néctar de las flores a través de la estructura arrollada en la parte exterior de la lengua. El colibrí tiene que pegar su pico largo y afilado en el centro de la flor para alcanzar el néctar, mientras lo obtiene su pico o la parte frontal de la cabeza es cubierta con el polen. Cuando el colibrí ya ha extraído su néctar, se va a volar lejos, pero en 10 minutos necesitará alimentarse otra vez, lo que significa que en un tiempo corto ya estará introduciendo su pico en otra flor. El colibrí introduce el polen de una flor a otra. El polen que recibió provino de los estambres de una planta y, cuando el ave se alimenta de otra flor, el polen a menudo se impregna en el estigma de la nueva planta. Este es un cruce efectivo ya que ha puesto con efectividad el componente masculino en el femenino de las dos flores diferentes, lo que puede dar lugar a la reproducción y el crecimiento de nuevas plantas.

Como el pico de los colibríes es una estructura fuerte y punzante, las flores tienen estructuras de varios tipos para impedir que los ovarios sean dañados durante la extracción del néctar que realiza el ave. Los picos de los colibríes varían su diseño, en tamaño y curvatura, en función de las dimensiones y forma de la flor favorita de cada especie.


Foto de Guillermo Chaves H.

Distribución de los colibríes

Existen alrededor de 330 especies de colibríes que se dan solamente en América. Hay una gran diversidad en casi todo el istmo centroamericano, Colombia, Venezuela y Ecuador. El país que se destaca por la mayor cantidad de especies es Ecuador, tiene alrededor de 130 tipos diferentes de colibrí y se pueden ver en casi todo su territorio; desde las tierras bajas en ambos lados de los Andes y sorprendentemente, hasta en las muy altas montañas. Tienen la capacidad de adaptarse a las zonas altas y frías por lo que son los principales polinizadores ante la ausencia de los insectos y los murciélagos. Algunas especies habitan únicamente los páramos por encima de los 4.000 metros de altitud, por ejemplo la Oreotroch Hus Chimborazo, conocida como Estrellita, que chupa el néctar de las chuquiraguas ( Chuquiraga jussieui).

En Costa Rica son extraordinariamente abundantes ya que se han identificado alrededor de 54 especies, es uno de los países que tiene más diversidad comparativamente con los Estados Unidos que tiene sólo 20 especies. (4)

La importancia de los colibríes es que son muy efectivos en la polinización y lo suficientemente inteligentes como para recordar las variedades de plantas que contienen el néctar más dulce y cuáles son las plantas más abundantes. El resultado es que muchos colibríes vuelven a la misma zona y visitan las mismas especies de plantas cada año, ayudando a las especies que necesitan ser polinizadas y hacen que el néctar que les encanta sea más abundante.
En los bosques tropicales, es por tanto donde encontramos una estrecha relación de los colibríes con la de ciertas especies vegetales; tiene una gran importancia para los ecosistemas por ser agentes polinizadores de gran cantidad de plantas. Lamentablemente la deforestación de muchos bosques para extender cultivos, campos de pastoreo o para desarrollar ciudades ha disminuido significativamente el hábitat de muchas especies.


Foto de Guillermo Chaves H.

Especies amenazadas

La UICN declaro que de las 322 especies conocidas, hay 9 en peligro crítico, 11 muy amenazadas y 9 más como vulnerables, es decir que hay 29 especies en peligro de desaparición.

Ya dos especies de colibríes dejaron de existir, el Esmeralda de Brace (Chlorostilbon bracei) era endémica de las Bahamas y Nueva Providencia y el Esmeralda de Gould (Chlorostilbon elegans) que existía en Jamaica y Bahamas. La principal amenaza proviene de la de la tala indiscriminada de árboles, actividad que conduce a la fragmentación, degradación y destrucción de hábitats naturales. (5) Otras especies muy amenazadas son:

Aglaeactis aliciae es un especie críticamente amenazada (con un población estimada en menos de 250 individuos) se limita a una pequeña área del alto Marañón de La Libertad y Ancash, se le ha visto en el Caserío de Molino Viejo al oeste Perú.

Taphrolesbia griseiventris, Colibrí Coludo de Vientre Gris es endémico de Perú, del norte y parte central los Andes. Esta especie está considerada en peligro, ya que su rango de distribución es muy pequeño, actualmente sólo habita cinco sitios conocidos y la población podría ser muy escaza y desintegrada por áreas muy pequeñas de subpoblaciones fragmentadas.

En Costa Rica habita un colibrí que es único; el Colibrí de ManglarAmazilia boucardi, es endémico de nuestro país. Se encuentra sólo en hábitats como el Humedal Nacional Térraba-Sierpe y otros manglares de la costa del Pacífico, desde la Península de Nicoya hasta el Golfo Dulce. Se alimenta del néctar de flores del mangle piñuela, que es un árbol de los manglares del Pacífico, así como del néctar de otras plantas de estos ecosistemas. (6) Está en peligro por la disminución del área de manglares.

Amazilia Luciae es una especie endémica de un lugar en el occidente de Honduras, su población del llamado Colibrí Esmeralda se encuentra en peligro de extinción por la tala indiscriminada de los bosques que constituyen su hábitat.

Doncha eliza, el Colibrí Tijereta es una especie monotípica endémica de México que se encuentra en las dunas costeras de Yucatán y Quintana Roo. La Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología de este estado considera a esta variedad como especie en peligro de extinción.

Eulidia yarrellii, el ave más pequeña de Chile y segunda entre los colibríes en miniatura del mundo. La Unión de Ornitólogos de Chile alertó sobre el dramático descenso poblacional de este picaflor ariqueño. Se ha determinado que una de las principales causas es la aplicación de plaguicidas en tomates en el Valle de Azapa de Arica, y la sustitución de los bosque nativos, con los árboles “chuve” y el “chañar” que son claves para su alimentación, para extender los monocultivos.

Mellisuga helenae conocido como zunzuncito, colibrí zunzuncito, pájaro mosca o elfo de las abejas es la especie más pequeña de los colibríes y de las aves en general. Habita en Cuba y en la Isla de la Juventud (Isla de Pinos).
Apenas alcanza 5 centímetros. La mitad de su longitud total corresponde al pico y la cola. Su peso es de 2 gramos en los adultos.




Streptosolen jamesonii, foto de Guillermo Chaves.


Flores para atraer colibríes

Lo interesante de este jardín de colibríes es que las plantas que se proponen para atraerlos tienen una abundante diversidad de especies y pertenecen a familias totalmente diferentes, aunque sus flores puedan parecerse en su apariencia externa.

Hay que seleccionar las plantas que tienen más flores, por más tiempo y en más de una temporada. La plantación de estas plantas cerca de las ventanas puede ser una buena idea porque podemos tener a la vista de las aves maravillosas. Se debe planificar la selección de flores para que se pueda lograr una sucesión escalonada durante los meses del año.

Las plantas del género Heliconia tienen zarcillos pegajosos que ayudan a la adhesión del polen a las estructuras blandas como el pico de las especies de Trochilidae. Tienen mucha importancia para algunos jardines productores de flores de exportación, ya que por medio de los colibríes se han logrado hacer híbridos, especialmente en la familia de plantas Heliconidae. (7)
Los colibrís de pico curvo usan flores con corola de esa forma, tales como las de la familia Gesneriaceae.

Atraer colibríes es tan fácil como plantar las flores adecuadas en su jardín, junto con una fuente de agua confiable a manera de gotero. Como se dijo antes la dieta de los colibríes requiere tanto una fuente de energía (néctar) como una fuente de proteína (pequeños insectos). Un jardín con plantas para colibríes es la forma más segura de proveer ambos componentes.


Foto de Guillermo Chaves H.

Comederos para colibríes

Los colibríes también se pueden atraer con comederos artificiales. Estos alimentadores proporcionan un suministro energético a base de azúcar. Esta manera de atraer los colibríes está haciendo que, como a cualquier especie silvestre que se alimente artificialmente, se conviertan en adictos del alimento fácil, y además se perjudica su balance físico natural. Al parecer el azúcar cambia en el cuerpo del colibrí y se vuelve una sustancia como el alcohol y es adictiva.
El néctar hecho si se quiere utilizar un comedero debe tener los mismos ingredientes naturales de las plantas. No conozco una fórmula adecuada para hacerlo. (Se oyen sugerencias).
Los comederos pueden ayudar si hay escasez de plantas. Estos alimentadores pueden contribuir en gran medida a su supervivencia. Hay que recordar mantener siempre limpios el comedero, y no usar productos químicos para su limpieza. El néctar debe ser repuesto cada 2 o 3 días.


Para ayudar con el conocimiento de la flora nativa y naturalizada que atraiga los colibríes recomiendo la continuación de un artículo que espero ir documentando poco a poco sobre este tema:





Foto de Guillermo Chaves H.

La única solución que haga sostenible la diversidad biológica de estas especies es protegiendo su hábitat, y evitando por todos los medios una mayor deforestación de los ya muy fragmentados bosque primarios que quedan. Es preferible evitar los comederos artificiales si se pueden tener plantas nativas con abundante floración para que se alimenten.

(1) http://es.wikipedia.org/wiki/Coevoluci%C3%B3n
(2) http://es.wikiwix.com/?lang=es&action=Trochilidae
(3) http://www.etoxtr.com/es/278.html
(4) http://es.wikipedia.org/wiki/Trochilidae
(5) http://www.enextincion.com/tags/el-colibri
(6) http://bionauta.lacoctelera.net/post/2007/02/01/colibries-precisas-maquinas-miniatura
(7) http://www.guiascostarica.com/espx/aves17.htm
(8) http://www.acguanacaste.ac.cr/rothschildia/v5n1/textos/26.html
http://www.voltairenet.org/article160820.html

sábado, 29 de enero de 2011

El Jardín Botánico Wilson, Costa Rica, algunas de sus especies.

Vriesea gigantea Gaudich.


Orden: Poales
Familia: Bromeliaceae
Subfamilia: Tillandsioideae
Género: Vriesea
Especie: V. gigantea

Vriesea gigantea es una especie del género Vriesea. Es una las bromelias más espectaculares del Jardín Botánico Wilson, y es también una planta valiosa por lo difícil que es su colecta. Forma una roseta de hojas anchas. Las hojas delgadas y parecen aceradas, de color verde blancuzco a verde ligeramente azulado, gracias a una película de blanca sobre las hojas. A medida que la planta crece hasta su gran tamaño como especie madura, en el centro y al interior de las hojas emergentes surge, en las hojas nuevas un patrón moteado, un signo de que el escapo con flores pronto emergerá. Este llega a una altura de uno y medio a dos metros, las flores amarillas son de forma tubular. Después de la floración, la planta madura irá decayendo en el transcurso de seis a doce meses, dando lugar a pequeñas plántulas que se desarrollan en su base. Estas plantitas sustituirán a la planta madre moribunda y se convertirán en grandes plantas con lo que se perpetua su especie. (1)

Esta especie es endémica de Brasil, una de bromelias epífitas de la Mata (Bosque) Atlántica en Brasil. El Bosque Atlántico es uno de los bosques tropicales más importantes del mundo, siendo considerado en términos de prioridad de conservación debido a su grado de amenaza y megabiodiversidad. La Reserva de la Biosfera de la Mata Atlántica tiene 1,7 millones de hectáreas y fueron declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1999. (2) Las denominadas Reservas del Sudeste en los estados de San Pablo y Paraná poseen las mayores áreas coherentes de Bosque Atlántico en Brasil.

En este bosque, Bromeliaceae es uno de los grupos taxonómicos más relevantes, debido al alto grado de endemismo y alto valor ecológico, principalmente a partir de su interacción con la fauna. Sus poblaciones silvestres se han reducido por las perturbaciones antropogénicas como la destrucción del hábitat y la recolección de depredadores.

Una lista de taxones de Bromeliaceae da cuenta de la gran diversidad de especies que se dan en La Mata Atlántica en Brasil. Se registraron 31 géneros, 803 especies y 150 taxones infraespecíficos. Los géneros Andrea, Canistropsis, Canistrum, Edmundoa, Fernseea, Lymania, Nidularium, Porter, y Wittrockia Quesnelia son endémicos de la zona y Vriesea (166 spp.) Aechmea (136 spp.) Y Neoregelia (97 spp.) son los más diversos.

Otros que merecen destacarse son; Alcantarea, Cryptanthus, Orthophytum Neoregelia, que no son exclusivos del Atlántico, sin embargo presenta en esta zona su centro de diversidad. Estados de la Región Sudeste agregó al sur de Bahía son el hogar de mayor riqueza de especies. En cuanto a la situación de amenaza, se encontró que 338 taxones de Bromeliaceae se citan en las listas oficiales de especies amenazadas. Los corredores de biodiversidad demuestran ser muy pertinentes para la conservación de la familia, porque acogen un gran número de especies endémicas y en peligro de extinción.

Los tres corredores biológicos del Bosque Atlántico son el Central, Noreste y Serra do Mar, que juntos suman 671 especies de Bromeliaceae, que corresponde al 83,6% del total de especies registradas en la zona. El más rico es el Corredor Central, con 396 especies (49,3%), seguido de Serra do Mar, 369 (46%), y el Corredor Noreste, que tiene la menor riqueza (86 especies - 10, 7%).(3)

Vriesea gigantea crece bajo la luz indirecta, incluso al aire libre donde prefiere la sombra y un ambiente libre de heladas. No necesitan del suelo para nutrirse, y debe ser apoyado en un material a base de arena o piedrilla o un lugar lleno de turba y gruesas astillas de corteza para facilitar que el drenaje funcione adecuadamente. Es una planta que se presta para crear un punto focal en el jardín tropical de sombra bajo los árboles grandes o en un contenedor. (1)



Vriesea platynema variegata



Vriesea platynema variegata
Foto de Guillermo Chaves de una Vriesia platynema del Jardín Botánico Robert y Katherine Wilson, en San Vito de Coto Brus, Costa Rica.


Vriesea Platynema es una especie del género Vriesea originaria de Bolivia, Brasil y Venezuela. Vriesea es un género nombrado en honor de Willem Hendrik de Vriese, botánico y físico alemán (1806–1862). Es un gran género de plantas de flores perteneciente a la familia Bromeliaceae, subfamilia Tillandsioideae, contiene cerca de 200 especies en Centro y Sur América. La mayoría de Vriesea son epífitas y crecen sin necesitar tierra del suelo por lo que no tienen raíces, desarrollan un tipo de raíz que las hace adherirse a las ramas de los árboles o rocas, pero estas raíces no les sirve para proveerles algún nutriente. Todos los nutrientes los obtiene a través del "tanque" con agua en el centro que se forma entre la roseta de hojas.

Foto de Guillermo Chaves de una Vriesia platynema del Jardín Botánico Robert y Katherine Wilson, en San Vito de Coto Brus, Costa Rica.

Ésta es una maravilla de bromelia y una de las más hermosas que he visto por sus tonos multicolores. Las hojas son grandes, de color verde oscuro con un estriado en bandas de finas rayas blancas. El color púrpura en los ápices de las hojas, se extiende a un sombreado de color púrpura por debajo, haciendo de éste detalle uno de los miembros más hermosos del grupo. El escapo de la flor puede llegar a los 50 cm de altura con numerosas brácteas de color rojo púrpura con pétalos amarillos. Estas plantas tropicales son capaces de albergar una gran variedad de fauna de insectos. En la naturaleza, las ranas arborícolas pueden desarrollar su ciclo de vida en una bromelia.
Cultivo: todas las vriesias requieren muy buen drenaje, sombra parcial y un sitio en el jardín donde no peguen brizas demasiado frías. El sustrato puede ser el mismo de las orquídeas, musgo, o fibra de coco. Se pueden integrar a un árbol si se aprovecha alguna concavidad. El agua se debe proporcionar moderadamente, hay que hacer aspersiones con agua con frecuencia si el clima es seco y debe asegurarse de que la roseta central esté siempre lleno de agua.




С - Libre la reproducción de textos completos o partes de él, fotos y gráficos, siempre que se realice sin fines de lucro y se mencione al autor del artículo (o al colaborador).



viernes, 28 de enero de 2011

Tobús o Tubú, Montanoa guatemalensis

Foto de Guillermo Chaves de un "Tubú" en el Pie de Monte de Pico Blanco, Escazú, Costa Rica.

Montanoa guatemalensis B.L. Rob. & Greenm.
Clase: Magnoliopsida
Orden: Asterales
Familia: Asteraceae
Género: Montanoa
Especie: guatemalensis
Nombre común(es): Tobus o Tubú

Foto de Guillermo Chaves de un "Tubú" en el Pie de Monte de Pico Blanco, Escazú, Costa Rica. Cuando tomé esta foto no dejé de pensar en esta nube de flores blancas y las nubes de fondo en el cielo, una escena única.


Montanoa guatemalensis fue descrita por primera vez por Robinson y Greenman en un artículo para las (Proceedings of the American Academy of Arts and Sciences) Actas de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias en 1899. Es un árbol que crece hasta 15 m de altura. Presentan su floración de diciembre a enero con abundantes flores blancas que se destacan en el bosque. Los pétalos y lígulas exteriores son de color blanco y las florecillas del disco interno en forma de tubo son de color amarillo.  Las hojas están cubiertas de pelos blanquecinos a medida que envejecen. El tipo de aquenio de las semillas es color marrón oscuro a negro.

Foto de Guillermo Chaves de un "Tubú"
Tubú, Montanoa guatemalensis, es un árbol utilizado como rompevientos en el valle de San Luis cerca de los bosques nublado de Monteverde en Costa Rica y en el Valle Central. Este árbol o arbusto se distribuye en la región central del país, desde los 800 a los 2000 m.s.n.m. Su madera es utilizada para postes en cercas, jaulas rústicas. El ganado tiende a comer sus hojas.

Foto de Guillermo Chaves de un "Tubú
Es un árbol con gran potencial paisajístico por la explosión de flores en el inicio de la estación seca, es además un árbol nativo que provee refugio y sustento a muchas especies locales.


С - Libre la reproducción de textos completos o partes de él, fotos y gráficos, siempre que se realice sin fines de lucro y se mencione al autor del artículo (o al colaborador).

jueves, 27 de enero de 2011

PLANTAS PARA JARDINES XEROFITICOS



La xerojardinería es un concepto que se basa en el uso eficiente del agua. No tiene que ser obligatoriamente una colección de cactus y suculentas, ni debe imitarse las condiciones desérticas. Se puede basar en el uso de especies nativas que en su mayoría y de modo natural son “eficientes con el agua”.

Podemos aprender del paisaje natural, de sus relaciones entre especies y su adaptación a los cambios climáticos.  También de algunos jardines históricos que nos rodean para entender de su "eficiencia" en el consumo de agua y que es la clave para ir logrando un paisajismo acorde con el medio y sostenible.
Dentro del conjunto de especies que propagó el ser humano se encuentran muchas especies naturalizadas que representan una fuente importante de plantas que son parte del paisaje cultural. Muchas provienen de entornos similares al de sus lugares adoptivos por lo que constituyen una relación fuerte con el ser humano y que la ciencia etnobotánica estudia. Estas especies ya están consolidadas y en algunas partes proliferan sin control y en otras enriquecen el paisaje. Esta tranformación humana es a veces abrumadora y ha transformado el paisaje nativo por uno adecuado a las necesidades humanas. Esta es una enumeración que empieza con algunas especies introducidas, no se tienen datos de cuándo, como las dos plantas que provienen de Madagascar unos agaves de México que están en algunos jardines, y unas plantas que he visto en algunos jardines botánicos.

Kalanchoe fedtschenkoi Hamet & Perrier

Foto de Guillermo Chaves del Kalanchoe y algunas flores de Diente de León.

Kalanchoe fedtschenkoi es nativo de Madagascar. Pertenece a la familia Crassulaceae que tiene alrededor de 34 géneros y 1370 especies, repartidas en una amplia geografía en el mundo (con frecuencia en las regiones más secas). Hay unas 125 especies del género Kalanchoe, nativas del Viejo Mundo aunque unas cuantas han sido introducidas en el Nuevo Mundo y crecen en estado silvestre, muchas son plantas populares para maceteros o contenedores. La especie más grande es Kalanchoe beharensis, de Madagascar, que puede alcanzar los 6 m de altura, sin embargo la mayoría no superan el metro.

Foto de Guillermo Chaves del Kalanchoe en un contraste de textura y color con el Phormiun tenax.


Kalanchoe fedtschenkoi es una planta herbácea suculenta que crece de 30 a 60 cm de altura. Tiene hojas carnosas gris azulado, con márgenes ondulados a lo largo de los bordes y, a veces puede tener un tinte violáceo en estos. Florece en Costa Rica a principios de la estación seca en, en diciembre, enero hasta febrero. La inflorescencias nacen al final del tallo, mide 15-30 cm. de alto y contiene numerosas flores colgantes de color salmón o rosa tostado que miden 17-20 mm de longitud. Estas inflorescencias contienen varias flores pequeñas, tubulares.

Foto de Guillermo Chaves H. En el primer plano una bromelia en flor y detrás el Kalanchoe.

Debido a su coloración del follaje, de un color más bien neutro, se presta para lograr contrastes interesantes con otras plantas, especialmente con plantas más oscuras. También puede armonizar con colores pero contrastándola con  texturas diferenciadas, logrando enfatizar sus cualidades. La utilización en proyectos paisajistas es recomendable ya que logra formar macizos y borduras, que se ven más dramáticas con sus floraciones masivas y simultáneas. Tiene también mucho potencial para jardines con piedras y donde se puedan combinar con otras suculentas y plantas xerofíticas.
Se debe cultivar a pleno sol o sombra parcial, en un buen suelo compuesto de tierra con material orgánico o tierra vegetal, que tenga un buen drenaje. Los riegos deben ser regulares pero no necesita mucha agua y el mantenimiento que se le da es muy bajo. Es fácil de reproducir a partir de esquejes.
 Foto de Guillermo Chaves H. En el primer plano una bromelia más en detalle y detrás el Kalanchoe.
Kalanchoe fedtschenkoi se establece fácilmente y puede echar raíces a partir de una sola hoja, muchas especies se has escapado de los cultivos domésticos  y se han convertido en invasoras, sobre todo en algunos lugares subtropicales. Esto ha sucedido en la Florida y América del Sur donde se ha establecido sin que se pueda erradicar de forma definitiva. Es muy probable que estas especies se escapen y logren hacer grandes colonias, no son tan fuertes para desplazar otras plantas ni resisten las condiciones de sotobosque, pero es mejor evitar su propagación en sitios donde predominan las especies nativas.


Kalanchoe marnieriana H. Jacobsen



Planta suculenta de la familia Crassulaceae, que son plantas herbáceas y subarbustivas. Este kalanchoe es endémico de Madagascar de las provincias Fianarantsoa y Toliara en el noreste de este país. Las plantas se pueden encontrar ubicadas entre los 1000-1499 msnm en hábitats rocosos con una humedad media.

Kalanchoe marnieriana es un subarbusto, o planta arbustiva de porte bajo, de 35 a 60 cm, que puede usarse en paisajismo como planta de cobertura, para camas con acento de color ya sea por su follaje gris, o por las floraciones abundantes y copiosas en los meses de enero y febrero en Costa Rica. Hojas suculentas redondeadas que se disponen opuestas y aplanadas juntas en dirección hacia la punta de las ramas, como las páginas de un libro.

Las flores tienen un aspecto globoso y figura cilíndrica, que cuelgan sobre los muchos tallos rojizos y delgados que llevan panículas de flores sueltas en forma de campana, en color rosa oscuro a rojo cuelgan de tallos en el extremo de las ramas. Las flores sobre el follaje que tiene un agradable de color rosa en los bordes de la hoja. Esta planta tolera la sombra mejor que otros Kalanchoes. En Costa Rica la vemos floreciendo entre enero y febrero. Es una planta naturalizada que vemos en muchas fincas donde pasta el ganado. Parece que esta “poda” o recorte de gramíneas y otras plantas por las vacas y caballos favorecen el crecimiento de esta planta, que se desarrolla y florece especialmente espectacular en estas condiciones. 

Es una planta que requiere poco riego durante los meses de verano y ninguna durante la estación lluviosa, ya que como dije anteriormente proviene sitios rocosos en el noreste de Madagascar con poca humedad. Asimismo, está estrechamente relacionado con Kalanchoe fedtschenkoi y K.  laxifolora. Se le llama también Bryophyllum marnierianum por algunos autores. Fue nombrado por Hermann Jacobsen en honor al explorador botánico francés Julien Marnier-Lapostolle.


La propagación es muy fácil por medio de trozos de tallo, incluso por el esqueje de una sola hoja, es preferible que se siembre al inicio de la estación lluviosa, en abril o mayo. Es recomendada para jardines de cactus y suculentas, también cuando se requieren manchas o camas amplias de una textura y color llamativo.
Esta en una colección de plantas cuculentas sobre un terreno laderoso. Sobresalen los agaves attenuata y lo aloes.

Agave gypsophila



Agave gypsophila, es el que está de primero a la izquierda hasta el centro con una especie con un escapo floral.

Este agave proviene de la zona costera de Michoacán, forma una roseta abierta de hojas anchas, gruesas, de bordes muy ondulados, color azul grisáceo. Agave es comparativamente pequeño con respecto a otras especies del mismo género, su color gris azulado hace que armonice con muchos otros tonos y formas de manera que da énfasis al paisaje del jardín. Las hojas son espinosas y forman arco, sus bordes también son ondulados y en condiciones húmedas y calientes se vuelven suculentas en apariencia. Es un agave compacto por lo que lo hace ideal para maceteros o para coberturas a pleno sol, donde se pone gris azulado, o parcialmente sombreado, adquiriendo un tiente verdoso. Alcanza una altura y diámetro de la 1m. 


Flor de Agave gypsophila en Viveros Bios, Escazú. Costa Rica.


La flor aparece en el centro de la roseta después de 4 a 6 años, llegando a una altura de 3 o 4m con una flor hermosa de color dorado.
Follaje gris azulado espectacular a pleno sol: Follaje. Si se cultiva en la sombra que tendrá un tinte verdoso. Es un agave de zonas tropicales, no es una planta de lugares desérticos, prefiere un sitio cálido bajo luz filtrada y mucha agua durante el verano. La profundidad del sustrato debe alcanzar hasta 30 cm con buen drenaje. (1)


(1)http://www.greenstocknurseries.com.au/plants/tropicals/agave-gypsophila


 Agave titanota



Bello ejemplar de Agave titanota es una rara especie endémica de las colinas de piedra caliza en el estado mexicano de Oaxaca, México. Es una planta compacta en forma de roseta con un follaje color azul grisáceo. Como la mayoría de las especies de agave, esta planta es monocárpica, lo que significa que sólo florece y da frutos una vez durante su vida antes de morir. Como la madurez de los Agaves se da entre los 10 a 30 años de edad aproximadamente, estas acumulan una gran cantidad de hidratos de carbono en sus tejidos que les proporcionan la energía para alimentar el rápido desarrollo de una espiga de flores de gran tamaño. En la naturaleza, la polinización es por murciélagos migratorios nectarívoros que inicia la producción de semillas que se dispersan con el viento y producen la próxima generación de plantas. (2)


(2) http://www.usbg.gov/plant-collections/conservation/Agave-titanota.cfm


Encephalartos horridus




Nombre científico: Encephalartos horridus
Familia: Zamiaceae
Género: Encephalartos
Especie: horridus

Encephalartos horridus (Jacq.) Lehm. es una especie de la familia Zamiaceae, originaria del este de la región de El Cabo (Sudáfrica). Esta insólita especie forma densas matas de tallos cortos, de hasta 60 cm de altura, y tiene frondes muy espinosas de un llamativo azul hielo o verdoso. Los folíolos son muy rígidos, a menudo con una espina en la punta de uno o varios lóbulos. Prefiere entornos muy calurosos. El nombre Encephalartos se deriva del griego "en", que significa dentro; "kephali" significa cabeza y "artos", que significa pan.   “Horridus” deriva de la palabra del latín tardío “horrere” salvaje, terrible, en bruto, que da escalofríos, terror, rehuir, que estremece.


Encephalartos lehmannii Lehm.

 

Nombre científicoEncephalartos lehmannii Lehm.
Familia: Zamiaceae
Género: Encephalartos
Especie: E. horridus

Esta cycad ha sido descrita como la más robusta y más resistente a la sequía de las especies de Sudáfrica. En el pasado, muchos ejemplares fueron extraídos del medio silvestre para el cultivo.
Esta planta es endémica del interior de la Eastern Cape (Provincia Oriental) del Cabo en Sudáfrica, donde crece en las cuencas de los ríos. Su hábitat es semiárido con una precipitación anual de alrededor de 250 - 350 mm. La lluvia cae sobre todo en verano, pero las precipitaciones son muy irregulares y estas cycads pueden sobrevivir las sequías prolongadas. Se encuentra sobre todo en colinas de piedra arenisca, laderas de las montañas, pero, ocasionalmente, conglomerados se pueden encontrar en el suelo duro y abierto a la orilla de los ríos secos. Esta región es muy caliente en verano y fría en invierno, con heladas frecuentes. Las plantas crecen a pleno sol y se han rodeado de matorrales espinosos de especies como aloe y Euphorbia. La vegetación de los alrededores no es tan propensa a los incendios como los pastizales.
Su nombre común es cycad Karoo. A esta zamia se le nombra en honor del profesor J.G.C. Lehmann, un botánico alemán del siglo XIX que describió varias especies de cycads en 1834 y estableció el género Encephalartos.
Los datos de esta planta se tomaron de: http://www.plantzafrica.com/plantefg/encephlehman.htm

С - Libre la reproducción de textos completos o partes de él, fotos y gráficos, siempre que se realice sin fines de lucro y se mencione al autor del artículo (o al colaborador).