miércoles, 9 de noviembre de 2016

Parques urbanos cantonales del Valle Central de Costa Rica

Parque de Curridabat

Los parques urbanos tienen una función importante dentro de la calidad de vida de la población. En la Gran Área Metropolitana se da la mayor concentración de población del país, algunos de sus parques más emblemáticos y tradicionales se encuentran en las cabeceras de cantón y también diseminados en los barrios que se desarrollaron a su alrededor. También están presentes las concentraciones de barrios pobres y marginales más grandes que son los que más necesitan de áreas de esparcimiento. Se puede percibir dado en crecimiento sostenido de la población general del país que hay una escasez en la cantidad y calidad de los parques públicos urbanos, que son los únicos lugares para el solaz y el entretenimiento para un amplio margen de la población.

En las zonas urbanas con mayores índices de necesidades básicas insatisfechas, las zonas verdes y parques tienen una gran importancia porque crean alternativas de recreación. Además logran indirectamente mejorar el funcionamiento de una parte del ecosistema urbano, aumentando además la calidad del medio ambiente y la salud física y mental de sus vecinos. Esto permite a los usuarios el contacto con la naturaleza y la realización de actividades de esparcimiento y recreación.

Hay grandes deficiencias en las condiciones físicas de estos parques que se heredan en su administración cada cuatro años por personeros electos de la comunidad pero que no son técnicamente capacitados en aspectos como diseño urbano o paisajismo. Algunos empleados de mantenimiento están en la planilla de forma permanente y responden a un esquema prefijado con una rutina que muchas veces se vuelve automática y mentalmente restrictiva. Es usual por tanto que respondan a una idea muy esquemática de lo que es y pocas veces se permiten considerarlo como un patrimonio que es factible mejorar. Todos nuestros parque tienen "lugares comunes" o elementos que se repiten y funcionan como remanentes de lo que fue una "idea genial" de alguien que quería dejar una impronta pero que termina en una extravagancia en desuso. Algunos de estos que quiero enumerar son: 


-Lo que fue una fuente el algún momento pero que ya no funciona. 
-Las innumerables placas de homenaje, dedicatoria o reinauguración.
-Moviliario e iluminación de diverso origen, gusto y procedencia en un mismo parque.
-Los falsos históricos en moviliario y componentes arquitectónicos de manera que, por ejemplo, encontremos con bancas versallescas en sitios tropicales que nunca han conocido esa época. 
-La vigilancia es escasa y en las noches es nula por lo que funciona con una marcada temporalidad. Prohibitivo en la oscuridad. La inseguridad amenaza directamente la calidad de vida y reduce la posibilidad de actuar libremente.
-Algunos kioskos no se concibieron con el parque mismo por lo que resultan descontextualizados y algunos sencillamente grotescos. 
-No se hace una renovación de la cobertura vegetal, se sabe muy poco del cuidado arbóreo y se desaprovecha la temporalidad climática para introducir colores y texturas con especies de cobertura, acento y color.
-Cada vez más se impermeabiliza la superficie y vemos aparecer canchas, plazas adoquinadas, casetas de vigilancia sin diseño y otros que reducen en impacto del componente verde. 
 -Se desconoce la ecología del lugar y se abusa de las especies exóticas.

En resumen estos parques y otras zonas verdes en general son sitios que tienen muy poco aporte de un diseño de buen nivel, y tampoco influyen en la calidad paisajista del entorno. Tienden a ser desordenados, sin carácter ni diversidad, lo que facilita el abandono que se agrava con la falta de preparación para un mantenimiento adecuado y finalmente permitiendo el detrimento del entorno del lugar.

Se considera que la calidad estética del entorno inmediato en en el cual vivimos debe ser una aspiración de todos los habitantes. La calidad estética es un factor que tiene una influencia decisiva para su salud anímica del ser humano. El contacto regular con lugares o hitos artísticos no solo tienen un valor estético y recreativo en si mismo, sino que incluye un valor terapéutico sorprendente. Científicamente se sabe que ese contacto alarga la vida, incide positivamente en la salud y mejora el estado físico y mental.

Las cualidades estéticas que tenga un espacio urbano pueden provocar una experimentación sensorial placentera. Las áreas verdes y los parques urbanos son desde todo punto de vista la referencia y del sentido de pertenencia de la imagen urbana. Necesitamos del sentido de seguridad y cobijo para que se promueva y se cree un sentido de identidad.

Muchos de los problemas de estas áreas de esparcimiento arrancan desde la planificación y el diseño. Las zonas verdes se proponen en espacios residuales, con los sitios residenciales dándoles la espalda y sin ningún esfuerzo por integrar quebradas u otros elementos naturales al diseño. Esto los convierte en sitios inseguros, sin carácter, basureros ilegales, y antros para muchos otros problemas indeseables.

Los cantones del Gran Área Metropolitana han experimentado un crecimiento muy importante y cambios en el uso del suelo han sido rápidos y muchas veces sin una regulación clara. La rápida expansión de zonas comerciales, industriales y residenciales ha hecho que muchas de estas áreas luzcan desordenadas y sin elementos que resalten las calidades paisajísticas de cada cantón. Los parques y otras áreas verdes son todos parecidos y no definen identidad de la población a la que sirven. 

Muchos son los elementos que dan a las áreas verdes su expresión y su fisonomía. Se puede recurrir a principios de diseño para establecer equilibrio y escala en las proporciones y buenos criterios de uso y funcionamiento del espacio.

El carácter paisajístico, es decir la composición de un paisaje determinado como tal, lo conforman la variedad e intensidad de los rasgos paisajísticos. El replanteamiento paisajístico de estos parques se puede generar proponiendo diferentes prototipos que serán la base para desarrollar una serie de métodos de planificación y diseño enfocadas en consiguir crear rasgos de carácter distintivo. 

1.    Al fomentar la claridad de lectura se logra una expresión consistente.
2.    Estas cualidades expresivas  pueden ser controladas en el proceso de diseño.
3.    Con el diseño se fomenta la calidad urbana con efecto positivo para la comunidad.
Parque de Curridabat, San José de Costa Rica. Problemas: superficies impermeabilizadas, una columna tipo obelisco de ladrillo que no dialoga con el resto del parque, una caseta de guarda que aspira a imitar una construcción típica de adobe y que tampoco corresponde con el diseño del parque. Taludes erosionados, pocas especies de vegetación de sombra y muy poco colorido o textura en plantas de acento y cobertura. 


Parque de Curridabat, San José de Costa Rica. Problemas: desde un inicio se nota que la especie elegida para el propósito de crear ese patrón geométrico no era la conveniente, el Ficus benjamina. Rápidamente se abandonó la poda de forma cúbica que especificó el arquitecto de manera que quedó a su libre crecimiento y terminó en una masa vegetal fuera de control que además levantó las lozas del pavimento. Una poda radical puede generar otro problema y es que no todas las especies la aguantan por lo que se notan algunos árboles ya cortados y otros cuya recuperación se percibe lenta con respecto a otros. Cabe destacar el mal gusto de pintar la base de los troncos, aún los cortados. 



Según lo que había escrito en un artículo anterior y he investigado en varias fuentes de internet el blanqueado del tronco de los árboles se realiza aún en muchas partes del mundo como una práctica heredada de la fruticultura de las zonas frías, donde puede ayudar a los árboles recién plantados, injertados o podados para protegerlos de los cambios bruscos de temperatura a finales del otoño e invierno. 

El encalado conduce a que el árbol experimente una enfermedad que se llama “clorosis inducida por cal”, cuyos síntomas son el amarillamiento del follaje y la disminución de la capacidad para realizar la fotosíntesis.

Los árboles necesitan respirar y por el tronco lo hacen a través de unas aberturas especiales llamadas lenticelas. El blanqueado obstruye estos poros disminuyendo el intercambio gaseoso y por consiguiente el metabolismo normal. Esto pueden causar la muerte de partes del cambium. El encalado es más lo que perjudica que lo que beneficia a los árboles.

Las plagas y las enfermedades tienen muchas vías de dispersión diferentes a trepar por el tronco. El viento y el agua son sus principales vehículos de propagación. Es un engaño pensar que con el encalado se evita que un árbol se enferme.

Como dice una de mis fuentes: Qué más estético que un árbol sano, fuerte y vigoroso, con un tronco que enseñe su corteza intacta, color y aspecto característico. En las grandes ciudades del mundo, con árboles bellos y espectaculares, no se practica el encalado. El encalado es un indicador de baja cultura en el cuidado de los árboles.



http://www.rivasdaniel.com/Articulos/Por_que_no_encalar.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada