viernes, 7 de octubre de 2016

Los jardines pluviales para amortiguar superficies pavimentadas

El objetivo de los jardines pluviales es resolver algunos de los inconvenientes generados con gestión del agua pluvial en los centros urbanos. Problemas como el desbordamiento de ríos e inundaciones se pueden amortiguar desde los desfogues en el origen mismo. Muchas veces se señalan como causantes de los contratiempos río abajo a los que simplemente se desentienden de un asunto que nos compete a todos. Se cuestiona el hecho de que traspasamos cuenca abajo un conflicto que generamos como consecuencia de la impermeabilización del suelo con calles, aceras y techos. Para esto se propone asumir  estrategias para el uso y disposición consciente del agua llovida para contribuir a la construcción de la sostenibilidad urbana.


Son varias las ideas que se pueden implementar cuando se entiende mejor la complejidad de los problemas ambientales derivados la progresiva impermeabilización del suelo con el crecimiento urbano.  Algunas soluciones entienden que los sistemas urbanos de drenaje se pueden diseñar de manera sostenible, esto permite filtrar, retener y tratar el agua de lluvia como en un ecosistema natural.  El problema no se delega o traslada hacia afuera de la casa o su propia urbanización y se integran soluciones compensando lo que cubren los techos y pavimentos. 


Las azoteas ajardinadas, cámaras de infiltración, distintos tipos de pavimentos permeables, jardineras y lagunas de infiltración pluvial pueden ser los componentes de un sistema de gestión integral del agua pluvial. Brock Dolman, director del Instituto de Agua en el Centro Occidental de Artes y Ecología, en el norte de California, acuñó el lema me mejor resume de lo que tratan estos sistemas; "retrásalo, espárselo, infíltralo", en referencia a los principios básicos de la pasiva recolección de aguas pluviales.


Son muchos los problemas que se derivan de la escorrentía del agua de lluvia de áreas urbanas, entre ellos que aumenta el potencial de inundaciones y además se llevan consigo los contaminantes de las carreteras, los estacionamientos y otros desechos a los riachuelos y lagos locales. Ya se han diseñado carreteras que, por ejemplo, capturan el escurrimiento superficial para  transportarlo a un estanque de almacenamiento central, este proporciona un almacenamiento localizado a corto plazo para que las aguas pluviales puedan ser infiltradas para recarga del agua subterránea a una velocidad controlada o bien reciclada para el riego. Este es el propósito que está detrás del concepto de carretera ecológica, por ejemplo. También están los jardines de lluvia, que son áreas con vegetación nativa que absorben agua de lluvia y que están localizadas en puntos estratégicos para capturar la escorrentía de superficies impermeables como techos y carreteras. Los jardines pluviales se llenan con unos centímetros de agua después un aguacero y para luego filtrar el agua en el suelo en lugar de correr hacia un drenaje. Los jardines pluviales  pueden absorber la mayor parte del volumen de los eventos de lluvia.

Localización de jardines pluviales


Estos jardines deben de estar localizados para capturar la escorrentía de áreas impermeables. Pueden ser establecidos en cualquier lugar donde la pendiente se aproveche para conducir el agua a un área en que existan suelos con tasas de percolación adecuadas. Los jardines pluviales se encuentran frecuentemente localizados al final del canal de desagüe del techo o caño de drenaje, como un “buffer” entre el césped y la carretera y se deben mantener  alejados de la fundación de edificios, servicios eléctricos y sistemas sépticos. Dentro de los diferentes enfoques  el denominado de desarrollo de bajo impacto está teniendo mucha acogida ya que este retiene e infiltra el agua de lluvia en el lugar. El desarrollo de bajo impacto hace hincapié en el diseño del lugar y técnicas de planificación que imitan la infiltración natural basada en la hidrología del paisaje histórico. La manera en que el agua de lluvia discurre naturalmente es característica del paisaje que permite que el agua se acumule de manera temporal e infiltra en el suelo. 



Los jardines de lluvia son solo uno de los sistemas ahora en boga pero hay otros como los bioswales, o en español, biofiltros o canales de filtración biológica. Un bioswale es un biofiltro que utiliza una inclinación de drenaje llena de compost, para remover y purificar la escorrentía de un estacionamiento u otra área industrializada. También están los filtros lentos de arena que tratan la escorrentía usando la fuerza gravitacional para mover el agua hasta un pozo pequeño lleno de bacterias, hongos y protozoos que purifican naturalmente. Otros sistemas de sistemas pasivos de aprovechamiento de agua de lluvia son las microcuencas y bermas y lagunas de reinfiltración pluvial.  Son varios los prototipos de este tipo de jardines que se pueden implementar y que ameritan de una aceptación visionaria de los desarrolladores.


Lo más importante es que los jardines pluviales ayudan a preservar los riachuelos y lagos reduciendo la cantidad de agua corriente y filtrando agentes contaminantes.

Tamaño y costo

Los jardines de lluvia son típicamente de 7 a 20% del tamaño de la superficie impermeable que genera la escorrentía y que termina en ellos. Estos sistemas pasivos para el aprovechamiento de agua pluvial proporcionan una solución rentable, una alternativa multifuncional y una alternativa adicional a los proyectos donde el alcantarillado pluvial de grandes y caras tuberías. Estos sistemas reportan beneficios que tienen un costo menor al de la infraestructura gris tradicional (tales como sistemas de drenaje pluvial, estaciones de bombeo, plantas de tratamiento, etc.) En algunos países se estimula su uso haciendo que estos jardines típicamente los privados, reciban beneficios o  se cambian por incentivos (por ejemplo, reducción de tasas municipales). El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sancionó en 2012 la Ley 4428 otorgando descuentos de hasta el 20% en el pago de ciertas tasas municipales a aquellos edificios en que se construyan una cubierta o techo verde, ya sea en nuevos proyectos como en edificios existentes.


El agua no debe de estar estancada en el jardín pluvial por mas de 24 horas después de que la lluvia pare. Los mosquitos no pueden completar su ciclo de vida en este tiempo, entonces el jardín pluvial no incrementa las poblaciones de mosquitos.

Jardines pluviales integrados a la infraestructura verde.

Infraestructura Verde es la utilización de vegetación, suelos, y procesos naturales para la gestión del agua y la creación de ambientes urbanos más saludables. Pueden ser parte de soluciones  ambientales para sistemas de drenaje cloacal y pluvial que en mucho lugares discurren combinados.  Las  lluvias intensas sobrepasan la capacidad de tratamiento de estos efluentes combinados y los terminan volcando sin tratamiento a los cursos de agua.

La infraestructura verde lo que propone es encausar el agua de lluvia de manera que  llegue a unos sistemas de drenaje e infiltración. Se absorbe y almacena agua tratando de mimetizar  los procesos que ocurren en la naturaleza. Se incluyen otros beneficios laterales tales como mejoras en la calidad de aire y reducción del efecto “isla de calor”.

Para que haya una verdadera integración de la infraestructura verde se necesitan algunos requerimientos normativos para que los estándares de construcción de nuevas aceras y calles incorporen elementos como biofiltros, cisternas para riego, techos verdes, jardines pluviales o exigiendo en una normativa que un porcentaje determinado del área cubierta se realice con materiales permeables. También como parte de este cuerpo normativo se pueden aplicar incentivos fiscales (reducción de tasas de impuestos) a aquellos que compensen o mitiguen las escorrentías.  


Propuesta para crear un modelo de gestión del recurso hídrico en cada cuidad

•Se debe diseñar un Modelo de Gestión del recurso hidráulico con carácter interdisciplinario.

•Debe darse una especialización en cada componente del modelo para resolver problemas prioritarios como: Inundaciones, tratamiento de aguas servidas, contaminación del agua, erosión, desperdicio del líquido, reinfiltración de agua pluvial y otros componentes del sistema.

•Debe darse un carácter científico a las soluciones con la investigación en diferentes campos para crear un modelo sostenible del uso del agua.
•Se deben generar soluciones creativas, artísticas y de paisaje que generen un nuevo simbolismo que refleje los procesos hidrológicos de la ciudad.




Escultura y tratamiento de aguas. Las cascadas con forma de meandros de Rudolf Steiner Seminarat. Järne, Suecia. La cascada oxigena el efluente de una  comunidad de más de 200 personas.

Propuesta Modelo de reinfiltración pluvial en espacios de parqueos por Caso Deffis 
El objetivo de los filtros pluviales es el de retener basuras, grasas y sedimentos que arrastra el agua para evitar oclusiones en las redes de alcantarillado pluvial y pozos de absorción.
El modelo de filtro es sencillo con operación automática y con un mínimo de mantenimiento.
La unidad filtrante básica ocupa una superficie de 4.64 m2 y puede atender flujos provenientes de superficies de captación pluvial de 400 m2 con precipitaciones máximas de 60 mm por hora



Fuente: Deffis Caso A. 1998. La Casa Ecológica Autosuficiente, para climas cálido y tropical. Árbol Editorial, México



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada