domingo, 11 de septiembre de 2016

Río Celeste, Costa Rica

El particular color de Río Celeste aparece en el punto conocido como Teñidero, el cual se forma cuando se mezclan dos afluentes no coloreados;  el Río Buenavista y Quebrada Roble. Foto de Guillermo Chaves.


En pocos lugares en el mundo y realmente en pocas oportunidades en la vida se puede tener acceso a sitios que en la naturaleza se distinguen con una belleza excepcional. Esas conjunciones de una geografía deslumbrante, una ecología y biodiversidad sugestiva, son inusuales y por tanto no hay que dejar pasar la oportunidad de disfrutar de emplazamientos así.

Río Celeste describe una característica perceptible de su caudal, de un color predominante que por ser un efecto óptico y no un tinte que colorea en río, varía de tonalidad e intensidad dependiendo del ángulo de visión y cantidad de luz que incide en su torrente.





Es pura fascinación el resultado de recorrer cada uno de sus encantos, cuesta no sentirse hechizado por una magia envolvente y seducido por  las transformaciones de las gamas cerúleas que nos remiten a lo celestial. 

Les voy a ir relatando por etapas lo que considero uno de los sitios naturales más espectaculares de Costa Rica. El Río Celeste es una maravilla natural que se ubica en el cantón Guatuso de Alajuela dentro del Parque Nacional Volcán Tenorio. Este es uno de los Parques más jóvenes del país, fue creado en 1995 para proteger el Volcán Tenorio, el cual se encuentra activo a la fecha. Tiene una extensión de 12.871 hectáreas (aunque otras fuentes señalan que son 18.402.51 has) y una altitud máxima de 1.916 mts sobre el nivel del mar. El parque cuenta con ocho Zonas de Vida y diferentes atractivos pero son las hermosas aguas turquesas de su Río Celeste las que lo hacen famoso y digno de visitar. Se dice que este parque recibe la influencia climática de la vertiente del Caribe y del Pacífico. Su temperatura oscila entre los 15° y los 24° centígrados y el promedio anual de lluvia es de 3.500 mm a 4.000 mm.

Los principales atractivos son; la catarata de Río Celeste, las fumarolas colapsadas, hervideros y aguas termales, hermosas vistas panorámicas, bosque y senderos naturales y el interesantísimo sitio donde el río se torna celeste y que es conocido como los Teñideros. El avistamiento de fauna y de flora tan diversa es complementario a una caminata relativamente corta que ofrece un espectáculo sorprendente. 


Foto de Guillermo Chaves. El periódico La Nación dice que; "a tan solo cuatro horas de San José, en el Parque Nacional Volcán Tenorio, está río Celeste, la sétima maravilla natural de Costa Rica"

Según un cartel ubicado en el sitio: “El particular color de Río Celeste aparece en el punto conocido como Teñidero, el cual se forma cuando se mezclan dos afluentes no coloreados;  el Río Buenavista y Quebrada Roble. El cambio del PH (la acidez) en el punto de mezcla (Teñidero) genera una familia de minerales presenta en Quebrada Buenavista aumente su tamaño pasando de 184 nanómetros hasta los 570 nanómetros. Esta familia de minerales se conoce como aluminosilicatos (formados por Aluminio, Silicio y Oxígeno) y al aumentar el tamaño una parte se deposita en el fondo del Rio, lo cual puede apreciarse como un sedimento Blanco y otra gran parte de los minerales se mantienen suspendidos a lo largo del río.

Las partículas suspendidas dispersan la luz solar como ocurre cuando la lluvia forma un arcoíris. En el arcoíris, las gotas de agua actúan como prismas descomponiendo la luz blanca en los diferentes colores. En el Rio Celeste, el tamaño específico de los aluminosilicatos hace que se dispersen solamente  los tonos azulados de la luz y por ello apreciamos el río con ese color tan característico. En resumen en Río Celeste lo que podemos apreciar es un fenómeno óptico conocido en el campo de la física como dispersión de Mie.” 

video

Es por tanto recomendable iniciar el recorrido por el Río Celeste en este sitio en particular, porque allí se puede comprender el fenómeno físico y óptico que en adelante nos maravillará aun más. 


 El sendero dentro del parque tiene 3,5 kilómetros y permite al turista ponerse en contacto con la naturaleza a cada paso. A lo largo de varios kilómetros el río conserva su color hasta que se disipa por deposición y dispersión por los innumerables afluentes que tributan a este cauce. 

Se puede hacer el recorrido en un tiempo de 2.5 a 3 horas. Es aconsejable que se contrate a un guía local que siempre te va a mostrar muchas más cosas de las que evidentemente se perciben y los datos que proporcionan te pueden ubicar cada cosa en su contexto. Las distancias para recorrer todos sus principales atractivos son:

a- Cascada de Río Celeste (a 1,5kms de distancia de la entrada)

b- Mirador del macizo del volcán Tenorio (a 550 metros de la cascada)

c- Laguna Azul (a 200 metros del mirador del volcán Tenorio)

d- Borbollones (a 50 metros de Laguna Azul)

e- Teñideros (a 350 metros de Borbollones)

Los Borbollones

El recorrido junto al cauce de Río Celeste es una muestra palpable de diferentes fenómenos geológicos y geomorfológicos que se manifiestan a lo largo de los senderos trazados para su apreciación. Ya hablamos de los teñideros a los que le siguen una serie de interesantes singularidades, desde fuentes termales, exhalación de gases sulforosos, cascadas, deposición de sedimientos, y otros.


Los borbollones es un topónimo costarriqueñista que significa agua hirviendo y se empieza a percibir desde la distancia por su olor a azufre. En medio de la espesura del bosque se encuentra en el cauce mismo este lugar hirviente, una fuente termal que se genera por una fractura en la profundidad y que permite la salida de gases de composición sulfurosa y agua caliente.  Los borbollones es un interesante punto caliente de aguas que se mezclan con gases que emanan del subsuelo debido a la actividad del Volcán Tenorio. Las burbujas salen a lo largo de varias decenas de metros. La temperatura de las aguas termales puede alcanzar los 31 a 94°C y un pH de 2.

video


De la actividad del Volcán Tenorio existe una leyenda que habla de una erupción en 1816, pero el volcán se observa con bosque denso desde 1864 y no se haya evidencia de tenido erupción en época histórica cercana. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario