viernes, 3 de febrero de 2012

LA PALETA DE COLORES DEL JARDÍN TROPICAL: LOS VERDES CLAROS

LOS VERDES CLAROS:

Dan brillo y luminosidad. Transmiten frescor y alegría.  Color del balance y la armonía.
Los colores verdes claros, como el verde limón, los verdes dorados o amarillentos, los blancuzcos, dan brillo y son luminosos. Transmiten frescor y alegría. Son los colores del balance y la armonía.
Son de los colores más agradables y en los que descansa la vista.
El verde usualmente se “da por sentado” en una composición paisajística con predominio de plantas. Es tan prevaleciente que usualmente no se le da importancia a su variabilidad. Un jardín todo verde es un lugar relajante y fresco. Es salvado de la monotonía por el gran rango de diferencias de verdes y los patrones cambiante de luz y sombra que se dan cuando el sol atraviesa las hojas.
Jardín de helechos  en Viveros Bios. Escazú. Costa Rica. Foto de Guillermo-Chaves

Los verdes claros pueden colocarse en las coberturas de suelo o como volúmenes topiarios, como se puede ver en la foto de abajo. Es un color estimulante que captura las visuales.  Es atrayente y luminoso en la parte baja de la composición, lo que acentúa  los primeros planos y la profundidad. A estos tonos se les hace contrastar con colores oscuros como los púrpuras, los rojos intensos, verdes oscuros.
Jardín con volúmenes de Duranta repens Aurea en Escazú. Costa Rica.

Es un arbusto de hojas verde amarillento que surgió por una mutación de la violetera. Se popularizó muy rápidamente en el paisajismo brasileño y luego al resto de América, incluyendo Costa Rica donde es ya un arbusto obligado de muchos jardines. Esta variedad de durante tiene un crecimiento muy rápido y es excelente como topiaria, para configurar setos y otros tipos de manejos. De allí si éxito total que gracias a su coloración tan vivaz ha sido lo que ha estimulado su amplia utilización. Diseño y foto de Guillermo-Chaves

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada